Ya no hay caja de PC que se precie de serlo que no incluya algún tipo de iluminación RGB, y FSP ha anunciado su nuevo modelo CMT520 que la incluye. En este caso la proporciona a través de cuatro ventiladores de 120 mm preinstalados con iluminación RGB configurables entre siete colores predeterminados, con efectos de respiración o destello, aunque también se pueden conectar y regular a través de alguno de los sistemas de iluminación RGB de los fabricantes de placas base.

La caja tiene un tamaño de 510 mm × 215 mm × 495 mm (al. × an. × pr.) y pesa 8.5 kg. Se pueden instalar placas base E-ATX, ATX, micro-ATX y mini-ITX en su interior. La fuente de alimentación se instala en su propio compartimento, compartido con bandejas para dos unidades de 3.5 pulgadas. Se pueden instalar otras cuatro unidades de 2.5 pulgadas en la plancha de separación lateral. En este caso, aunque hay amplio espacio para la gestión de cables, los pasacables no están protegidos por gomas, y la caja carece de otros detalles de calidad en este sentido.

La caja dispone de un panel lateral de cristal y otro frontal para que se vea perfectamente la iluminación preinstalada. Se pueden instalar hasta tres ventiladores de 120 o 140 mm frontales, tres de 120 mm o dos de 140 mm en la parte superior, y uno de 120 mm en la trasera. La máxima altura del disipador de CPU es de 163 mm, la longitud de las tarjetas gráficas es de 423 mm. En el panel de controles frontal hay dos USB 3.0, dos USB 2.0 y conector de audio de 3.5 mm. Tiene amplio espacio para instalar radiadores de refrigeración líquida, y dispone también de filtros de aire retirables.

La caja CMT520 se ha puesto ya a la venta por 99.99 dólares.