Cada vez queda menos para que Intel ponga a la venta nuevos procesadores de 8.ª generación de sobremesa, aunque la actual gama cubre bastante bien las necesidades de cualquier usuario. Sin embargo, solo se pueden combinar con placas base con chipset Z370, el cual es caro y conforma placas base de más de 100 euros, que no es lo ideal para combinar con un Core i3-8100 de 100 euros. En Videocardz han publicado diversas imágenes de placas base que tiene Gigabyte en preparación.

Disponen del chipset H370, que está un punto por debajo del Z370 sin acceso a subida de memoria, y el chipset más económico H310 que se usará en placas base que se situarán sobre los 45 a 60 euros. Es el chipset básico, y también lo serán en cuanto a conexiones y características, pero suficiente para un equipo económico para ofimática o juegos. Aunque también Gigabyte está preparando alguna H370 de alto coste de la serie Aorus, aunque para eso siempre opino generación tras generación de chipsets que es mejor irse a una Z370 por solo un poco más.

Su llegada podría ser antes de final de mes, aunque otros rumores apuntaban a principios de abril para la llegada de los nuevos Coffee Lake y placas base relacionadas, coincidiendo en el tiempo con la puesta a la venta de los Ryzen 2000 de AMD. Va a ser un duelo de altura. El chipset Z390 que sustituiría al Z370 no se espera que lleguen hasta dentro de unos meses, cuando esté más cerca la llegada de los primeros procesadores de Intel a 10 nm de sobremesa. Una supuesta hoja de ruta de Intel apuntaba a la segunda mitad de 2018 para su llegada.

153116 bytes 177264 bytes 177909 bytes 161646 bytes 168754 bytes 151866 bytes 208226 bytes

Vía: Videocardz.