Nvidia mantiene en la actualidad prácticamente el 70 % de la la cuota de ventas de tarjetas gráficas dedicadas en el sector consumo. No se le puede reprochar nada, porque teniendo en cuenta que solo hay dos empresas en ese sector y que una de ellas ha sido incapaz de reaccionar a los avances hechos por Nvidia en el último lustro, ha sido inevitable que Nvidia haya recibido el favor del comprador. No ayuda tampoco que desde hace un año las tarjetas gráficas de AMD sean mucho más caras a la par que la mayoría de los modelos estén agotados. Pero esa posición en vías de ser dominante es objeto de un artículo en HardOCP asegurando que Nvidia ha tomado «medidas similares a las prácticas monopolísticas de Intel».

El artículo hace un repaso al Programa de Asociados de GeForce (GPP, GeForce Partner Program) y lo pone como evidencia de lo que es un programa que fomenta prácticas anticompetitivas en un intento por hacerse con el control total del mercado ofreciendo descuentos y asistencia técnica mejorada. En este caso, eso tendrían que decidirlo las agencias de competencia y el resto de competidores del sector, aunque voy a añadir que AMD tiene un programa exactamente igual llamado Programa de Asociados de AMD (APP, AMD Partner Program).

El programa de asociados de AMD, de su página web, también ofrece «permitir a los socios vender componentes para diseñar, construir y vender soluciones basadas en la tecnología de AMD». Eso incluye recibir acceso a cursos, herramientas de venta, recursos de mercadotecnia, canales de comunicación, y diversos certificados y logos. También permite beneficiarse de descuentos en la adquisición de productos, así como beneficios exclusivos que incluyen financiación para publicidad, participación en el encuentro de directores de AMD, y más. Todo en función del nivel de membresía del ATP.

Se acusa a Nvidia de que el programa de que GPP ofrece exactamente eso: descuentos, acceso a los ingenieros de la compañía, beneficios especiales y otros. En HardOCP aseguran que es anticompetitivo y que es malo para el negocio. A lo que yo añado: ¿y el programa de asociados de AMD no lo es? Nvidia ha indicado que los que se unan al programa pueden abandonarlo cuando quieran, y que no hay asociada ninguna exclusividad por lo que pueden vender también tarjetas gráficas con unidad gráfica de AMD. HardOCP lo pone en duda sin ninguna base sólida en la que fundamentar su argumento.

El problema del artículo de HardOCP es que no se han parado a pensar si AMD tenía algo similar, ya que la mayoría de las empresas tecnológicas lo tienen. Lo tiene Dell, lo tiene HP, lo tiene Intel, lo tiene AMD, ahora lo tiene Nvidia, y tantas otras empresas. Es una forma de ponerle las cosas más fáciles a los socios de la compañía para actuar como eso, socios. Se le podría haber reprochado a Nvidia que lo hiciera cuando tenía casi todo el mercado de las tarjetas gráficas dedicadas, pero con el aumento de ventas de AMD es menos reprochable.

Pero como siempre, quien tiene que decir si son prácticas anticompetitivas son los jueces. Me hace gracia por ejemplo que dicen en algunos sitios que seguro que AMD va a poner una demanda debido a la creación del GPP, pero fíjate que lo dudo teniendo AMD su propio programa de asociados. De momento no veo que haya base para acusar a Nvidia de prácticas anticompetitivas por el GPP, como no las hay por el APP de AMD.

Vía: Hot Hardware.