AMD ha sido la impulsora de que junto a los procesadores de sobremesa se incluya refrigeración por aire en condiciones, frente a los ruidosos o no demasiado adecuados modelos que tanto Intel como AMD vendían con sus procesadores antes de 2016. Eso ha obligado a Intel a que, en la generación Coffee Lake, su refrigeración sea bastante mejor —y es recomendable para equipos de bajo coste el probar la incluida antes de comprar una refrigeración por separado, que la del Core i5-8400 está bien de ruido—.

Con ello, y muy al pesar de los fabricantes de refrigeración, AMD también está dando pasos para ofrecer sus modelos por separado, como el anunciado en el pasado CES de principios de enero, el Wraith Prism. Este modelo incluye un disipador generoso y la popular iluminación RGB que se utiliza conectando un cable a un conector RGB de la placa base para poder regular su color y efectos de iluminación a través de los diversos sistemas de ASUS, Gigabyte, etc. Dispone de caloductos de cobre de contacto directo con el procesador, por lo que apunta a ser un modelo más que interesante, y que llegará empaquetado con los procesadores Ryzen 2000 de sobremesa —llamada generación Pinnacle Ridge— de mayor potencia, previsiblemente los Ryzen 7.

AMD ha indicado previamente que este modelo dispone de un nivel de ruido máximo de 39 dBA, que no está mal aunque se notará mucho más al sumar su ruido al del resto de componentes del equipo. La iluminación RGB se sitúa en la parte superior de la cobertura del ventilador así como en sus aspas. También dispondrá de modos de funcionamiento para conseguir el máximo rendimiento en caso de que se opte por hacer overclocking. El precio al que podría llegar a las tiendas es de unos 49 dólares, aunque está aún por confirmar.

/storage/geek/posts/2018/02/13/wraith_prism.png
Ampliar t