Los problemas en los dispositivos electrónicos actuales son bastante comunes, y quizás más de lo que a muchos les gustaría. «Obsolescencia programada» llegará a las bocas de algunos, y quizás no les falte razón. Pero al menos es curioso ver cómo se solucionan este tipo de problemas que van apareciendo, como el último que ha tenido la Surface Pro 4 con su pantalla. Algunos modelos han empezado a mostrar unos molestos parpadeos de pantalla después de un rato de uso como consecuencia de un exceso de calor.

La solución pasa, cómo no, por meter la tableta de Microsoft en el congelador. Un usuario ha llegado a indicar que consigue 30 minutos de uso sin el molesto problema de parpadeos tras meter 10 minutos la tableta en el congelador. Microsoft no ha confirmado que el problema exista, pero se ha calculado su existencia en el 1 % de las tabletas vendidas, aunque ya hay grupos que plantean una demanda conjunta contra Microsoft, e indica que se hable con la asistencia técnica y se haga uso primeramente, de estar vigente, de la garantía del producto.

Vía: The Verge.