Tengo una visión bastante especial sobre las tarjetas gráficas externas, porque las veo como una forma de dotar de mucha más vida útil a un portátil, ya sea genérico o para juegos, de la que tendría normalmente. Al menos, para aquellos que tienen una conexión Thunderbolt 3, la cual ya veo como imprescindible —al menos para mis compras—. Lenovo ha presentado una interesante base de acople para equipos con TB3, que además de proporcionar conectividad adicional añade una GTX 1050.

No me parece tan interesante como una caja de tarjeta gráfica externa, pero al menos es un dispositivo muchísimo más pequeño. Tiene también su utilidad para cierto tipo de usuario, aunque Lenovo solo ha indicado que su Thunderbolt 3 Graphics Dock solo puede incluir una GTX 1050. Teniendo en cuenta que muchos de los portátiles con Thunderbolt 3 ya incluye una tarjeta gráfica de esta potencia o más, la bolsa potencial de compradores que tiene no es muy amplia. Hay ciertas tabletas con Windows 10 o ultraportátiles que sí incluyen TB3 y no tienen gráfica integrada, pero son igualmente pocos modelos —me viene a la cabeza un par de ASUS—.

Además, al ser una gráfica de Nvidia y no de AMD, se deja totalmente a un lado a los usuarios de un MacBook de 13 pulgadas —para usarla habría que desactivar la protección de seguridad (SIP), modificar configuraciones e instalar controladores, lo cual es para usuarios avanzados, en lugar de conectar y listo bajo macOS High Sierra—.

/storage/geek/posts/2018/01/10/lenovo-thunderbolt-graphics-dock-ces-2018-1-1166x720.jpg
Ampliar t

Esta base de acople mide 130 mm × 248 mm × 22.6 mm, con un peso de 686 gramos. Este tamaño va a permitir ahorrar mucho espacio en el escritorio respecto a una caja de tarjeta gráfica externa. La compañía lo vende como ideal para funcionar junto a la Realidad Mixta de Windows a un refresco de 90 Hz. Cuenta con un puerto HDMI 2.0, dos DisplayPort 1.2, un USB 2.0, un USB 3.0, otro USB 3.0 con carga de 2.4 A, un conector de audio de cuatro polos, y un Gigabit Ethernet. Todas estas conexiones se ofrecen multiplexándolas sobre el cable Thunderbolt 3 al equipo anfitrión.

Lenovo venderá esta Base Gráfica Thunderbolt 3 por 399 dólares, y estará disponible este mismo mes. Lo que espero es que Lenovo saque, o bien una base gráfica con mejor tarjeta de Nvidia, o una con una Radeon. No soy de hacer comentarios de este tipo con respecto a estos productos, pero le veo como producto de interés para un nicho de mercado extremadísimamente pequeño hoy en día, aunque bastante bien ejecutado.

Vía: SlashGear.