Los nuevos procesadores de Intel con gráficos Radeon RX Vega M se van a ver mucho en los convertibles y ultraportátiles del CES 2018. HP ha optado por uno de ellos para el nuevo convertible Spectre x360 15, y específicamente el Core i7-8705G que incluye una Radeon RX Vega M GL en su interior de 20 unidades de cómputo, y potencia similar a una RX 560. No está mal para ir CPU, GPU y 4 GB de HBM2 en el mismo empaquetado. El equipo también se podrá adquirir con un procesador Core i7-8550U acompañado de una GeForce MX150.

La diferencia es que el primer modelo da una autonomía de 12 horas, y la segunda combinación da para 13.5 horas, pero en ambos casos incluye carga rápida que permite recargar el 90 % de la capacidad en 90 minutos. El equipo pesa 2.14 kg, está hecho de aluminio negro con remates en dorado, y tiene un grosor de 19.5 mm. La pantalla es de 15.6 pulgadas, táctil y con una resolución 4K UHD, protegida por Gorilla Glass 4. El teclado está retroiluminado y el sistema de sonido corre a cargo de Bang & Olufsen. Tendrá distintas configuraciones de memoria DDR4 y almacenamiento SSD.

Incluye un conector HDMI, un Thunderbolt 3 —ya es un imprescindible en este tipo de equipos, con conexión de datos, vídeo y tarjetas gráficas externas—, un USB 3.1 tipo C, un USB 3.0, conector de 3.5 mm, y lector de tarjetas SD. Se vende junto a un lápiz para simplificar la toma de notas y el uso de la pantalla táctil a nivel de profesionales del diseño gráfico, modelado 3D y CAD.

Se pondrá a la venta el 18 de marzo en EE. UU. por un precio que parte de los 1369.99 dólares.

Vía: EnGadget.