ASUS ha presentado un par de nuevos monitores para el CES 2018, con orientaciones bastante distintas. El primero de ellos es un monitor portátil ZenScreen Go MB16, que sigue la línea de modelos anteriores presentados por la compañía, mejorando su apartado técnico. Se trata de una pantalla de 15.6 pulgadas con resolución de 1920 × 1080 píxeles, y al igual que el ZenScreen anterior, se conecta mediante un puerto USB tipo C al equipo con el que se vaya a usar.

Es un monitor ligero, de 860 gramos, y se vende junto a una funda-soporte. El panel es de tipo IPS, y aunque ASUS no lo indique, este tipo de pantallas suelen tener un brillo bajo de 200 o 250 nits como mucho y un contraste en torno a los 800:1. Es suficiente para usarlos fuera de casa, pero no como una pantalla habitual. Además de la variante principal MB16AP, la secundaria MB16AC incluye una batería de 7800 mAh que permitirá usarla durante cuatro horas con el brillo al máximo.

El monitor ProArt PQ22UC está orientado a profesionales, como todos los modelos ProArt, aunque este es de tamaño más pequeño del habitual para un monitor profesional, ya que incluye una pantalla de 21.6 pulgadas. Es un monitor pequeño, con un peso de 1 kg, y con pocos marcos en las partes superior y laterales. Pero si se usa con un portátil profesional, puede ser un buen añadido como pantalla secundaria al escritorio del lugar de trabajo.

La resolución de la pantalla es de 3840 × 2160 píxeles, de tipo OLED, y un tiempo de respuesta de 4 ms. La compañía no indica el brillo de la pantalla, pero asegura que es compatible con el estándar HDR10 de imágenes de alto rango dinámico. La calidad de color permite un error inferior a 2 (∆E < 2) con su precalibración de fábrica, con color de 10 bits, y cubriendo el 99 % del espacio de color DCI-P3. Las entradas de vídeo se centran en un USB tipo C y un micro-HDMI

Vía: Guru3D.