VESA anunció hace unos días la creación de un nuevo certificado para monitores que intenta solucionar la multitud de modelos que dicen ser compatibles con HDR pero en realidad puede que en principio no cumplan con alguno de los estándares. Con el nombre de DisplayHDR, dispone de tres niveles en función de las características que tiene su color y otros parámetros, pero se nombran en función del brillo mínimo que tienen: 400, 600 y 1000. Samsung ha obtenido la certificación DisplayHDR para sus primeros monitores.

El que hace hincapié en que lo tiene es el C49HG90, que tiene una relación de aspecto poco habitual de 3840 × 1080 píxeles, o dicho de otra forma, es como si tuviera dos paneles FHD en uno. El otro monitor que tiene el certificado es el C27HG70, de 27 pulgadas QHD, y ambos tienen un refresco de pantalla de 144 Hz, usan tecnología QLED —en esencia son de punto cuántico, y disponen de FreeSync 2 para poder usar el HDR junto a la tecnología de refresco adaptativo de AMD.

El certificado obtenido por estos monitores es el DisplayHDR 600, con lo que se asegura un brillo de 600 nits, un contraste mínimo mejorado, que entiende el estándar abierto HDR10, y cubren al menos el 99 % del espacio de color Rec. 709 y el 90 % del DCI-P3. El contraste 3000:1 del que dispone estos paneles hace mucho por mejorar la calidad de la imagen general del panel junto al brillo del mismo y la calidad de color general.

Vía: TechPowerUp.