ASUS ha presentado formalmente uno de los monitores para juegos que avanzó en el Computex 2017. Se trata del ROG Strix XG32VQ, que incluye un panel de 31.5 pulgadas con resolución de 2560 × 1440 píxeles. Es de tipo VA curvo con índice 1800 R, y cubre un 125 % de la gama de color sRGB. Esto significa que tendrá mucha más saturación de color la imagen, que es algo que no es malo para juegos pero merma la fiabilidad de los colores.

El panel también incluye refresco adaptativo Adaptive Sync, y por tanto es compatible con FreeSync de AMD, y tiene un refresco de pantalla de 144 Hz. También dispone de un brillo máximo de 300 nits, contraste 3000:1 y un tiempo de respuesta de 4 ms gris a gris. Dispone de mejoras visuales como reducción de luz azul, y en el apartado de la ergonomía se puede regular en altura +100 mm, inclinación –5 a 20º, y pivotación +50 a –50º.

Los conectores incluye un DisplayPort 1.2, un mini-DisplayPort 1.2 y un HDMI 1.4a, con un concentrador de dos puertos USB 3.0. No se ha indicado su precio.