AMD aportó hace un par de semanas unas buenas cifras de ingresos para el tercer trimestre, empujada sobre todo por la fiebre de la criptominería. Pero lo que no ha vendido AMD a usuarios domésticos lo ha hecho Nvidia, porque sus ingresos también han aumentado notablemente. En el T3 de 2017, la compañía ha ingresado 2636 millones de dólares, o un 32 % más interanual, o un 18 % más intertrimestral.

Los beneficios han crecido bastante más, hasta situarse en los 838 M$, o un 55 % más interanual, ya que en el mismo periodo del año pasado fueron de 542 M$. La apuesta que está haciendo Nvidia por introducirse en todos los sectores, incluidos el de los centros de datos y la inteligencia artificial —los cuales van de la mano—, le está reportando pingües beneficios.

Las ventas de las GPU de tipo GeForce ascendieron al récord de 1560 millones de dólares, las tarjetas gráficas para centros de datos —Tesla, GRID y DGX— le reportaron otros 501 M$ o un 109 % más interanual gracias a la venta de la primera gráfica Volta, y las soluciones de visualización profesional también crecieron un 15 % hasta los 239 M$.

Con el lanzamiento de la Switch hace seis meses, las ventas de procesadores Tegra también ha ido en aumento, y han supuesto 419 M$ o un 74 % más interanual. Estos ingresos son en concepto de los procesadores y servicios de desarrollo. Las ventas al sector de la automoción aumentaron un 13 % y le han reportado a la compañía 144 M$, lo que incluye Drive PX.

Vía: The Tech Report.