Lian Li ha presentado la caja Alpha 330 que está orientado a aquellos que quieren tener equipos que se vea bien el interior, y con suficiente espacio para instalar sistemas de refrigeración líquida con reserva de agua. La caja mide 523 × 240 × 503 mm (al. × an. × pr.) y pesa 12.4 kg, y está hecha de acero con tres paneles de cristal, con filtros de polvo en la zona inferior frontal y superior.

Se pueden instalar placas base de tamaño hasta E-ATX. Dispone de un compartimento separado para una fuente ATX de hasta 250 mm de longitud, en el que también se pueden instalar dos unidades de 2.5 o 3.5 pulgadas. Por detrás de la placa base entran dos unidades de 2.5 o 3.5 pulgadas, y otras cuatro de 2.5 pulgadas distribuidas por el resto de la caja.

Además de estar totalmente adaptada para refrigeración líquida, se pueden instalar tres ventiladores de 120/140 mm frontales y tres de 120/140 mm en la parte superior, además del de 120 mm trasero que viene preinstalado. En el apartado de las conexiones, en el frontal dispone de dos USB 3.0 y un USB 3.1 tipo C, más los conectores de 3.5 mm.

Por último, dispone de un extensor de tarjeta gráfica para que se pueda poner en vertical al lado de la ventana lateral para poder ver más de cerca el funcionamiento de sus ventiladores y la iluminación que incluya. Su precio es de 109 dólares, con versiones en negro y en negro/blanco.

Vía: The Tech Report.