Los problemas de seguridad de Yahoo han metido a la compañía en varios líos, más allá de los de imagen, como la rebaja del precio de compra de la misma por parte de Verizon. En 2013 la compañía que dirigió Marissa Mayer sufrió un ciber ataque que se saldó con la filtración de mil millones de cuentas de usuarios. Tras una investigación exhaustiva, la realidad ha demostrado que el alcance es peor de lo estimado inicialmente.

El resultado de la investigación ha arrojado que, en el ataque de 2013, se vieron probablemente afectadas todas las cuentas de usuarios de Yahoo que existían en ese momento, las cuales ascienden a la nada despreciable cifra de 3 000 millones. La investigación ha sido llevada por una compañía de seguridad externa, cuyo nombre no ha sido revelado.

Entre la información que han podido recabar los responsables del asalto esté el nombre, dirección de correo electrónico, números de teléfonos asociados, fechas de nacimiento, contraseñas que emplean el algoritmo MD5, así como las preguntas, cifradas o no, de seguridad establecidas por los dueños de las cuentas. Los investigadores no creen que se hayan hecho con los datos de medios de pago, sean tarjetas de crédito o información de sus cuentas bancarias.

Vía: Ars Technica.