Hoy en día la prensa de tecnología deja mucho que desear, y está bastante alocada. Las webs que antes defendían a capa y espada a AMD se han vuelto en su contra por los precios iniciales de las tarjetas gráficas Radeon RX Vega, e incluso llegan a despotricar de ella. No contentos con eso, incluso se busca un cierto sensacionalismo en base a un hecho malinterpretado: un tuit en el que se promovía la venta de una RX 570 de XFX a 270 dólares.

Siendo algo normal, el problema que tiene aparejado es que el precio normal de la RX 570 es de 180 a 200 dólares. Por normal entiéndase antes de la criptofiebre del oro, porque ahora sigue siendo muy difíciles de encontrar, y si se encuentran es a un precio muy superior.

Aquí es donde tengo que explicar el concepto básico de oferta y demanda. Si hay una alta demanda de un producto y poca oferta, los precios suben. Es lo que ocurre con esa tarjeta gráfica de XFX, que si bien la quieren vender como un chollo, no lo es teniendo ya las GTX 1060 de 6 GB con buena disponibilidad y a mismo precio. ¿Un patinazo de AMD? Quizá, pero entra dentro de lo que tiene que hacer como empresa, que es promocionar los productos de sus socios.

AMD solo diseña los chips que vende a los fabricantes de tarjetas gráficas, y la producción la lleva GlobalFoundries. Algo totalmente habitual, porque tanto AMD como Nvidia son diseñadores de chips, no fabricantes de chips. Por tanto, a la crisis de la criptominería la solución era fabricar más. Pero AMD contrata una serie de líneas de fabricación a GlobalFoundries por un tiempo determinado, y de ahí no se puede salir, salvo que afloje mucho más dinero que la competencia por hacerse con más líneas de producción. Y luego se tardan unos meses en producir una oblea, cortarla y testar cada uno de los chips que sale con ella, más luego el hacer el encapsulado y hacérselos llegar a los fabricantes como una GPU completa —que es bastante más que un solo chip, aunque sea el centro neurálgico de todo—.

/storage/geek/posts/2017/09/07/78a.jpg
Ampliar t

Un proceso complejo con difícil solución, pero que no pasa por echar mierda a la compañía. Se ha llegado a escribir en alguna web que AMD anunció hace tiempo su intención de sancionar a los que vendieran por encima del PVPR, mintiendo descaradamente. Las compañías no pueden imponer el precio de mercado (PVP) al que vendan los fabricantes —que AMD no fabrica ninguna tarjeta gráfica— o las tiendas sus productos, solo sugerir un precio de venta al público recomendado (PVPR) en el que basar el precio. Si en algún punto de la cadena alguien quiere subir el precio, lo puede hacer, y las leyes le protegen.

En la afirmación anterior, falsa, se dice que AMD tiene poder para sancionar a las empresas que no vendan al PVPR que ella diga. Pues las leyes de competencia prohíben expresamente ese tipo de acciones porque chocan directamente con la libertad de precios, eje fundamental de la economía en los países democráticos. Si AMD le vende una GPU a la empresa X y esta quiere vender su tarjeta gráfica al doble del PVPR que indica AMD que tiene su tarjeta gráfica de referencia, lo puede hacer, y AMD no puede hacer nada para impedirlo. No directamente, y menos con sanciones.

/storage/geek/posts/2017/09/07/nolbw0p2ea8enbh1.jpg
Ampliar t

Eso lleva a que AMD tampoco puede tomar otras medidas como bajar el precio de las GPU que les vende, porque de todas formas las venderían al mismo precio. No son tontos: si algo se vende caro, no hay motivo para bajarle de precio. Con esto, también se asegura que AMD está respaldando los precios desorbitados de las tarjetas gráficas, lo cual es también falso.

AMD no está respaldando nada que no sea la libertad de precios de los fabricantes de tarjetas gráficas. Si la realidad actual del mercado es que una RX 570 se vende a 280 dólares, pues será tonto el que no compre una GTX 1060 de 6 GB a ese precio, pero la realidad es la que es: tarjeta gráfica que se vende cara por una alta demanda.

Como ha dicho Raja Koduri, toda esta polémica de los precios solo beneficia a Nvidia. Es una campaña de desprestigio brutal la que hay ahora mismo contra AMD, al menos en el terreno de las tarjetas gráficas, y totalmente innecesaria. Y es que además es por motivos totalmente erróneos o por no entender lo que es la oferta y la demanda.

Si no te gusta el precio al que está un componente ahora mismo, pues espérate a que baje. Eso se ha hecho de toda la vida. Hay mucha gente que no cambia de equipo en Navidad porque sale más caro, y se suele esperar al verano o principios de otoño para hacerlo. Con las Radeon RX ocurre lo mismo, porque el tema de la criptominería se corregirá pronto, en cuanto haya un par de subidas más de dificultad de la red Ethereum y saque de circulación a los pequeños mineros. Entonces habrá abundancia de tarjetas Radeon RX en eBay.