Nubia, una filial de ZTE, ha presentado el teléfono Z17 Lite, siguiendo la estela del Z17. En este caso el teléfono mantiene mismo diseño exterior, con diseño en aluminio y cristal, con una pantalla de 5.5 pulgadas con resolución FHD. Cambia el procesador Snapdragon 835 por un más modesto Snapdragon 653, de cuatro núcleos Cortex-A72 a 1.95 GHz y cuatro Cortex-A53 a 1.2 GHz.

Dispone de 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, y si creéis que es mucho, entonces ya sabéis por qué los precios de la RAM y los SSD se ha disparado —los teléfonos han duplicado prácticamente los valores de memoria y almacenamiento en el último año, y la producción de estos chips solo ha subido algo más de un 20 %—. El teléfono cuenta con una batería de 3300 mAh, con carga rápida cortesía del sistema Quick Charge 3.0 incluido en el sistema en chip de Qualcomm, y a través de un conector USB tipo C.

Nubia pone especial atención a la cámara trasera, con dos cámaras de 13 Mpx trabajando al unísono, con sensor IMX258 de Sony y apertura f/2.2. La secundaria aporta información monocroma para mejorar la calidad general de las imágenes. La frontal es de 16 Mpx con apertura f/2.0, con gran angular de 80º. En el terreno de la conectividad, dispone de NFC, Bluetooth 4.2 y wifi 802.11 ac. El lector de huellas se sitúa en la parte trasera del Z17 lite.

El teléfono se pone a la venta el 6 de septiembre por 2499 yuanes, o unos 315 euros sin impuestos ni tasas de importación —lo cual lo pondría más en la línea de los 410 euros—.