ZTE ha presentado uno de los teléfonos más baratos que se pueden comprar de una marca conocida. El Blade Spark estará disponible a través de AT&T en EE. UU. por un precio de 99.99 dólares, y dispone de un hardware al menos bastante interesante, aunque el diseño no sea su punto fuerte. Mide 155.96 × 77.7 × 9.7 mm y pesa 173 g, con unos marcos algo generosos, aunque a cambio se obtienen botones físicos. Es un diseño un poco en la línea los Moto de Lenovo.

Incluye un procesador Snapdragon 425 de cuatro núcleos Cortex A53 a 1.4 GHz con una GPU Adreno 308. No es el procesador más puntero, pero lo lleva en el precio. La pantalla IPS es de 5.5 pulgadas con resolución de 1280 × 720 píxeles lo que da 268 PPP. No se verá totalmente nítida, pero tampoco se contarán a simple vista los píxeles.

Dispone de 2 GB de RAM, 16 GB de almacenamiento y lector de tarjetas micro-SD de hasta 128 GB. El lector de huellas está situado en la parte trasera, por debajo de la cámara de 13 megapíxeles; también incluye una de 5 Mpx frontal. Llega con Android 7 preinstalado.

Vía: EnGadget.