Dell aseguró un acuerdo con AMD para ser los únicos que vendieran PC preensamblados que incluyeran los Ryzen Threadripper, pero eso no le impide a la compañía ofrecer su mayor equipo para juegos con los procesadores de la competencia. En este caso, la compañía ha indicado que va a estar disponible el Area 51 de la submarca Alienware con los procesadores Core i7-7800X, Core i7-7820X y Core i9-7900X.

El equipo se puede configurar con hasta 64 GB de memoria DDR4 a 2933 MHz, con opciones de hasta tres tarjetas gráficas de AMD o Nvidia: RX 560, RX 570, RX 580, GTX 1050 Ti, GTX 1060 de 6 GB, GTX 1070, GTX 1080 o GTX 1080 Ti. También se puede configurar con hasta 1 TB de SSD de tipo PCIe y discos duros de 2 TB, e incluso con las memorias caché de 16 y 32 GB de tipo Optane de Intel. La fuente de alimentación va desde los 850 W hasta los 1500 W, siendo modular. La conectividad está bien cubierta con ocho USB 3.0, USB 3.1 tipo C, doble RJ-45, wifi 802.11 ac, Bluetooth 4.2, y más.

Este diseño de Area 51 ha sido criticado porque la calidad interior no se acerca al precio que tiene el equipo. Una placa base de color azul que parece sacada de otra época, módulos de memoria simples con la placa en verde sin vistosidad alguna, una refrigeración líquida ruidosa y no a la altura de las necesidades de los overclockers, entre otros puntos grises.

18027 bytes 73724 bytes 15844 bytes 79123 bytes

Vía: TechPowerUp.