La investigación en los vehículos autónomos es un campo que a los transportistas profesionales no les hace demasiada gracia. Pero a la vez que en los países desarrollados se ve como un paso normal en la evolución del transporte de personas y mercancías, en los países en vías de desarrollo no opinan lo mismo. El Gobierno de la India va a tomar ciertas medidas para evitar un potencial problema de desempleo.

El ministro de Transportes del país, Nitin Gadkari, ha indicado que «no permitiremos los vehículos sin conductor en la India». El país de 1200 millones de habitantes tiene una carencia actual de unos 22 000 conductores profesionales, pero la solución no va a pasar por los vehículos autónomos. El Gobierno indio va a establecer centros de formación para conductores en el país, ya que «no permitiremos ninguna tecnología que haga prescindir de puestos de trabajo. En un país en el que hay desempleo, no puedes permitírtelo».

Las compañías tecnológicas estadounidenses que más están investigando en el terreno de los vehículos autónomos mantienen una cierta indiferencia sobre esta decisión. Según Travis Kalanick y Sundar Pichai, el país carece de una red vial adecuada para la conducción autónomo, ya que muchas carreteras no están debidamente pavimentadas, señalizadas, se usan para mover ganado a pata o tienen otros peligros que es difícil de contemplar actualmente por los sistemas de inteligencia artificial que son la base de la conducción autónoma.

Vía: EnGadget.