Xiaomi ha tenido un año 2016 en el que no ha vendido tantos teléfonos como esperaba, pero eso no evita que siga vendiendo decenas de millones de teléfonos al año. De momento la estrategia de presentación sigue siendo la misma, y su teléfono insignia ha sido renovado con el Mi 6.

El diseño se centra en aluminio con una cubierta trasera de cristal redondeado por los cuatro laterales, que le dan un aspecto interesante, algo distinto al iPhone 6 y 7. Pero de momento no se ha sumado a la moda de las pantallas que aprovechen al máximo el frontal como el G6 y Galaxy S8, aunque los teléfonos chinos tardarán un poco más en subirse a ella.

/storage/geek/posts/2017/04/19/unknown-5.jpeg
Ampliar t

La pantalla es de 5.15 pulgadas IPS con una resolución de 1920 x 1080 píxeles, que cubre el 94 % de la gama de color NTSC. El procesador es un Snapdragon 835, de cuatro núcleos Kryo a 2.45 GHz otro clúster de cuatro Kryo a 1.9 GHz, con una GPU Adreno 540 a 650 MHz. La memoria que incluye son 6 GB de LPDDR4X a 1866 MHz, con 64 o 128 GB de almacenamiento ultrarrápido UFS 2.0.

El tamaño está en la media de lo que se puede encontrar en el mercado, con 145.17 x 70.49 x 7.45 mm, y un peso de 168 g, o 182 g para la versión con trasera de cerámica. La batería es de 3350 mAh, compatible con carga rápida de 18 W a través de un conector USB tipo C. Este teléfono prescinde del conector de audio de 3.5 mm, siguiendo una tendencia que no está siendo casi aceptada por los fabricantes de cara a los potenciales compradores.

/storage/geek/posts/2017/04/19/unknown-7.jpeg
Ampliar t

Xiaomi sí abraza la tendencia del sector a incluir una doble cámara trasera para mejorar la calidad de las fotos. Ambas son de 12 Mpx, la principal con apertura f/1.8, distancia focal de 27 mm y un tamaño de píxel de 1.25 μm, y la secundaria una apertura f/2.6 con una distancia focal de 52 mm y un tamaño de píxel de 1 μm. Dispone de estabilizador óptico de imagen en cuatro ejes, y graba vídeo a 4K y 30 FPS. La cámara frontal es de 8 Mpx.

En cuanto a la conectividad, dispone de wifi 2x2 802.11 ac de tipo MU-MIMO, NFC, Bluetooth 5.0 gracias al procesador Snapdragon 835, y es compatible con varias bandas LTE de tipo FDD y TD, sobre todo para el mercado chino, aunque es previsible que saquen una versión para el mercado internacional. También dispone de un lector de huellas en el botón de inicio frontal.

El precio es de 2500 yuanes por la versión de 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, 340 euros al cambio directo, o más bien hacia los 440 euros aplicando impuestos y tasas de importación. Estará disponible en azul, negro y dorado, además de la versión cerámica blanca.

Vía: The Verge.