HTC ha abandonado poco a poco el sector de los teléfonos de gama baja y media-baja para centrarse en teléfonos de mayor calidad, aunque haya sido por la falta de ventas. Ahora ha presentado un nuevo ejemplo de hacia dónde van sus teléfonos con el One X10, que es un gama media con diseño en aluminio y aspecto que resulta familiar.

Utiliza un procesador Helio P10 de cuatro núcleos Cortex-A53 a 2.0 GHz y cuatro Cortex-A53 a 1.2 GHz, con gráfica Mali T860MP2, e incluye 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento. La pantalla es de 5.5 pulgadas IPS con protección Gorilla Glass y una resolución de 1920 x 1080 píxeles. Incluye lector de tarjetas micro-SD, y habrá una versión disponible con doble ranura SIM.

La cámara principal es de 13 megapíxeles con apertura f/2.0, capaz de grabar a cámara lenta a 120 FPS y vídeo a 4K y 30 FPS. La cámara frontal es de 8 Mpx con apertura f/2.2. Con un tamaño de 152.9 x 75.6 x 8.23​ ​mm, incluye una batería de 4000 mAh. Tiene un lector de huellas dactilares en la parte trasera, y tiene conectividad Bluetooth 4.2, wifi 802.11 b/g/n y NFC, con radio FM.

Su precio de venta es de unos 20 000 rublos, o 330 euros al cambio directo, aunque los productos de electrónica mantienen un precio bastante mayor en Rusia debido a la debilidad del rublo. Estará disponible en negro y en gris claro.

Vía: GSM Arena.