Google necesita mejorar la disponibilidad de sus teléfonos Pixel, aunque ya habría vendido 2.1 millones de unidades en estos meses. Quizás muy pocos para lo que mueven Samsung o Apple de sus teléfonos insignia, y también pocos con lo que venden Huawei o Xiaomi de los suyos. Aun así, Google está mirando a los futuros Pixel con intención de que sean modernos en todos los aspectos.

Eso incluye el panel que usaría, que según la agencia de noticias Yonhap, Google y LG estarían interesadas en firmar un acuerdo por una inversión de 875 millones de dólares en su filial LG Display. Como parte de él se encontraría el desarrollo de pantallas curvas, reduciendo a su vez su dependencia de Samsung Display. El acuerdo iría más allá, ya que se trataría de una inversión multianual para desarrollar pantallas OLED para los futuros Pixel.

Vía: Tech Crunch.