Intel ha hecho grandes progresos en los últimos años en el apartado del Internet de las cosas y la conectividad en todo tipo de dispositivos, y ahora quiere dar el paso definitivo a los sistemas de conducción autónoma. Va a comprar la empresa especializada Mobileye por la cantidad de 15 300 millones de dólares, de una empresa con un valor de 14 700 M$.

El acuerdo entre ambas empresas tendrá que ser aprobado por los organismos reguladores de competencia de los distintos países. Mientras tanto, Intel explica que cree que el negocio de los vehículos autónomos moverá de 70 000 M$ en 2030 tan solo en lo que respecta a los sistemas de los vehículos, interconexión de datos y servicios relacionados. Actualmente los sistemas de Mobileye están instalados en más de 15.7 millones de vehículos en todo el mundo.

/storage/geek/posts/2017/03/13/o_3.jpg
Ampliar t

Mobileye es una compañía que dispone de una amplia cartera de patentes y productos, "entre los que se incluyen de conectividad, visión computerizada, centros de datos, centralización de sensores, computación de alto rendimiento, mapeado y localización, aprendizaje automático e inteligencia artificial". La combinación de ambas compañías permitirá que se creen, junto a 5G, las tecnologías que asienten las ciudades inteligentes del futuro.

La compañía israelí seguirá funcionando como hasta ahora, manteniendo su sede en Israel, y con sus 660 empleados en nómina sin despidos a la vista. Por su parte, Intel hará que el Grupo de Conducción Autónoma se integre en Mobileye, siendo la sede de Mobileye el epicentro de la investigación de Intel en este sector.

Puesto que es un diseñador de chips sin fundiciones propias, Mobileye dejará de recurrir a STMicroelectronics como fundición para sus chips de visión computerizada y sensores. Intel se encargará de ello tras la aprobación final del acuerdo, manteniendo los costes de producción tan bajos como sea posible.

Vía: Tech Crunch.