Multitud de compañías están interesadas en el reparto de mercancías por drones, tanto los habituales servicios de correos como empresas privadas de paquetería, pasando por Amazon. Para no quedarse atrás, UPS se ha aliado con Workhorse para crear un camión de reparto con un techo eléctrico desde donde despegarían los drones, sistema al cual han llamado HorseFly.

El dron diseñado es de ocho hélices, y puede hacer entregas de paquetes de hasta 4.5 kg en travesías de hasta 30 minutos. Los drones son autónomos, para complementar la ruta de los repartidores de UPS, en el que el dron se encargaría de realizar una entrega secundaria, y posteriormente volvería a la posición actual del camión.

UPS estima que de esta forma se podría ahorrar hasta 50 millones de dólares al año en costes de entrega, sobre todo en zonas rurales, las de mayor coste para la compañía, al reducir los kilómetros que se tienen que desplazar los camiones de reparto.

Vía: Hot Hardware.