El mercado de los teléfonos inteligentes ha ido madurando en los últimos dos años gracias a varias marcas chinas que han ido acaparando mucho mercado. Durante 2016, según los datos de Strategy Analytics, Samsung y Apple se han mantenido holgadamente en la primera y segunda posición en ventas, con 309 y 215 millones de móviles vendidos, aunque con ligeras bajadas de ventas globales.

Más interesante es ver la evolución del mercado de manera global. Las ventas de teléfonos han pasado de 1440 M en 2015 a los 1488 M en 2016, lo que es apenas una subida del 3 %, lo que implica que este año va a haber una competencia feroz en el sector. Los vencedores de 2016 han sido Huawei, pasando de 107 M de teléfonos vendidos a 138 M, OPPO, que ha pasado de 39 M a 84 M, y Vivo, que de vender 39 millones de teléfonos en 2015 ha pasado a 72 M.