Huawei ha renovado uno de sus populares teléfonos de gama media con el P8 Lite 2017. Se pone a la venta en España el 1 de febrero con un PVPR de 239 euros. El teléfono cambia el procesador Kirin 620 por un más potente Kirin 655 de ocho núcleos Cortex-A53 de dos clústeres a 1.7 y 2.15 GHz, con una GPU Mali-T830 MP2 a 600 MHz.

La pantalla cambia a una de 5.2 pulgadas con resolución FHD, y la batería también pasa de 2200 a 3000 mAh. Incluye 3 GB de memoria RAM con 16 GB de almacenamiento, con expansión por micro-SD de hasta 256 GB, la cual se puede poner en la segunda ranura SIM de la que dispone el teléfono.

El teléfono también incluye un lector de huellas dactilares, la cámara es de 12 Mpx mejorada con apertura f/2.0, cámara frontal de 8 Mpx, NFC, y llega con Android 7.0 preinstalado, que ya de por sí es un poderoso reclamo. El diseño ha sido modificado para, bueno, redondearle los bordes de la pantalla y que su frontal se parezca más a un iPhone 6, aunque su trasera es de cristal. Nada que objetar, señor juez.

Por precio y características, es uno de los modelos más interesantes de estos primeros compases del año, aunque su PVP tendrá que bajar con respecto al PVPR en unas semanas y lo hará más interesante todavía.