HERE era la división de mapas de Nokia, la cual fue vendida a un consorcio automovilístico alemán el pasado 2015por un importe de 2.800 millones de euros. Algunas compañías interesadas en su adquisición fueron Facebook, Uber o Google, aunque ahora Intel se ha decidido a adquirir una parte de la compañía.

La compañía estadounidense ha anunciado sus planes para hacerse con un 15 por ciento de la compañía, transacción que se completará a lo largo del primer trimestre de este año. De esta forma, se hace con parte de uno de los líderes en servicios de localización para automóviles y para Internet de las cosas, así como uno de los principales proveedores de mapas digitales.

A parte de la adquisición de un porcentaje, Intel y el consorcio propietario de HERE han firmado un acuerdo de colaboración de I+D, centrada en crear una prueba de concepto para una arquitectura escalable que permita realizar actualizaciones de mapas en alta definición en tiempo real.

De esta forma, Intel espera colaborar para establecer las bases de una tecnología importante para los coches inteligentes y conectados del futuro, según indica su director ejecutivo Brian Krzanich. Con esta nueva tecnología, esperan determinar la posición de un vehículo con un margen de error de centímetros, en lugar de metros. Algo de lo que, sin duda, sabrán sacar partido los vehículos autónomos.

Vía: SlashGear.