La empresa española Nox ha decidido renovar la imagen de su popular marca de periféricos para jugones Krom. Ha optado por darle un aire nuevo a sus productos, manteniendo el naranja como color predominante, y lo van a llevar a la práctica en los embalajes y todo el material publicitario relacionado. Para celebrar este momento, han presentado el primero producto de esta nueva etapa: Krom Kode.

Son unos auriculares circumaurales con un tamaño de 50 mm, con una diadema de tiras de metal ajustable y una zona de reposo acolchada, pesando tan solo 270 g. Tienen una impedancia de 32 Ω, con una respuesta en frecuencia entre los 20 y 22 000 Hz y sonido 7.1, con un micrófono flexible con una sensibilidad de –54 dB. El cable tiene una longitud de 1.8 m y posee un conector USB chapado en oro, con un control de música en el cable, y botón de desactivación del micro.

El sonido se puede ecualizar a través del programa que Nox proporciona con los cascos, y son compatibles con Windows y PlayStation 4. El precio de estos auriculares es de 44.90 euros y se ponen a la venta a mediados de diciembre.