Gigabyte ha presentado ocho nuevas tarjetas gráficas basadas en las GTX 1050 y 1050 Ti de Nvidia, y todos los modelos llegan subidos de fábrica. Están repartidos en cuatro grupos, siendo el primero el de las versiones G1 Gaming, que cuentan con tres conectores HDMI 2.0b, un DisplayPort 1.4 y un DVI-DL. Incluyen iluminación con ledes RGB, placa trasera de refuerzo, y un conector PCIe de seis pines de alimentación adicional.

Son el modelo por excelencia para overclocking de la compañía, con un sistema de refrigeración avanzado de doble ventilador y disipador mejorado, y 4+1 fases de alimentación.

El modelo Windforce también es un clásico de Gigabyte, con sistema de doble ventilador con placa trasera, también con dos HDMI 2.0b adicionales con respecto al modelo de referencia, 4+1 fases de alimentación y conector PCIe de seis pines de alimentación extra.

Los últimos modelos son la versión de referencia de Nvidia, pero con las frecuencias algo subidas y contando con uno o dos ventiladores. No hay nada a destacar de ellas.

Inno3D

Aunque menos conocida, Inno3D no ha perdido la oportunidad de presentar una interesante y corta gama de modelos de GTX 1050 y 1050 Ti. Son dos modelos diferentes, de uno y dos ventiladores, pero que el modelo de un ventilador es realmente pequeño, ocupando el mínimo del tamaño de una placa para PCIe 3.0 (99.8 x 145 mm). No incluyen conectores adicionales de alimentación, por lo que son ecológicas, como las llama Inno3D.