Samsung presentó en agosto la mejor phablet del mercado, Galaxy Note7, pero ha tenido un problema inesperado con un pequeño porcentaje de ellas. No es un problema menos debido a que afecta a la batería, y puede hacer que el teléfono arda, causando potencialmente graves quemaduras al dueño.

No está claro cuál es el origen del problema, aunque se ha sugerido que podría ser un fallo en la batería como la causa más problema. Un directivo de la compañía sin nombrar habría asegurado que "la seguridad de nuestros clientes es lo más importante y no queremos decepcionarlos". El problema afectaría a menos del 0,1 % de los dispositivos vendidos hasta ahora, y que se solucionaría con un mero cambio de batería, pero no hay nada oficial.

Samsung realizará una declaración oficial sobre si hay riesgo de que la batería combustione, el motivo y lo que va a hacer durante el fin de semana o principios de la próxima semana. Es probable que solicite la devolución de todos los Galaxy Note7. Lo único oficial que hay hasta el momento es el siguiente comunicado de la compañía.

Estamos investigando el incidente, y compartiremos lo que descubramos tan pronto como sea posible. Samsung está totalmente comprometida con proporcionar productos de la máxima calidad a nuestros clientes.

Actualización: Samsung finalmente ha sido más rápida de lo esperado y ha empezado a solicitar la devolución de los Note7 para realizar un cambio de dispositivo. Samsung ha confirmado por ahora 35 casos de Galaxy Note7 que han ardido. La nota informativa de Samsung en España es la siguiente:

En Samsung nos comprometemos a fabricar productos de la máxima calidad y nos tomamos muy en serio todas las comunicaciones de incidencias que recibimos de nuestros apreciados clientes. En respuesta a las incidencias recientemente reportadas acerca del nuevo Galaxy Note7, hemos realizado una investigación pormenorizada y hemos detectado un problema en las células/celdas de las baterías.

Hasta la fecha (1 de septiembre) se han registrado 35 incidencias a nivel mundial y en este momento estamos realizando una inspección minuciosa con nuestros proveedores para identificar posibles baterías afectadas en el mercado. Sin embargo, dado que la seguridad de nuestros clientes es una prioridad absoluta para Samsung, hemos decidido suspender las ventas de Galaxy Note7.

Por ello, sustituiremos voluntariamente los terminales actuales de aquellos clientes que ya tengan dispositivos Galaxy Note7 por unidades nuevas en las próximas semanas para lo que hemos habilitado el número de contacto gratuito 900100807 y la dirección de correo electrónico soporte.note@samsung.com

Somos conscientes de las molestias que todo esto puede ocasionar en el mercado, pero es necesario para garantizar que Samsung siga ofreciendo productos de la máxima calidad a sus clientes. Estamos trabajando estrechamente con nuestros partners para asegurar que el proceso de sustitución sea lo más cómodo y eficaz posible.

Vía: Ars Technica.