Lenovo ha dejado de utilizar a Motorola como marca para sus teléfonos Moto, pasando a denominarlos simplemente por el nombre de la gama. En julio presentaron el Moto Z sin conector de audio, usando simplemente auriculares con conector USB tipo C o con adaptador a jack de 3,5 mm, además del Moto Z Force ultrarresistente. Ahora se suma el Moto Z Play.

Este teléfono mantiene un buen diseño y la estética general de los otros dos teléfonos. En su parte posterior se encuentra también el conector para los módulos Moto Mod, que añaden funcionalidades adicionales como más batería, altavoces de gran calidad, o carga inalámbrica.

Tiene una pantalla de 5,5 pulgadas con resolución 1920 x 1080 píxeles AMOLED de Samsung calibrado para el espacio sRGB, aunque se puede utilizar para activar un espacio de color que aprovecha las ventajas de colores vivos de las OLED. Además utiliza un procesador Snapdragon 625 de ocho núcleos Cortex-A53 a GHz. La GPU es una Adreno 506 a 650 MHz compatible con la librería gráfica Vulkan. Le acompaña 3 GB de memoria LPDDR3 a 1866 MHz, y 32 GB de almacenamiento interno.

La cámara trasera es de 16 megapíxeles con un sensor OmniVision OV16860, con apertura f/2.0, tamaño de píxel de 1,3 µm, autoenfoque láser, PDAF, y tamaño del sensor de 1/2,4''. El delantero es el mismo que en el resto de los Moto Z, un OV5693 con apertura f/2.2 de 5 megapíxeles, y posee un flash led.

Además el nuevo módulo de Lenovo está desarrollado junto a Hasselblad, y es un sistema de zum óptico de 10 aumentos y flash de xenón, el Hasselblad True Zoom. Cuenta con un sensor de 12 megapíxeles, añade 145 g al peso del teléfono, cuenta con un tamaño de sensor de 1/2,3'', tamaño de píxel de 1,55 µm, apertura f/3.5 a f/6.5, distancia focal de 4,5 a 45 mm, y aporta estabilización óptica de imagen (OIS). Dispone de diversos modos de enfoque profesional, manipulación del ISO, balance de blancos, y efectos de color, con reducción automática de ojos rojos.

En el apartado de la conectividad, incluye wifi 802.11 b/g/n, Bluetooth 4.0, GPS, GLONASS, NFC, y utiliza un conector USB tipo C Para alimentación y transferencia de datos. También incluye un lector de tarjetas micro-SD de hasta 2 TB, un lector de huellas dactilares, y llegará con Android 6.0.1 preinstalado. Lenovo promete hasta 9 horas de autonomía con 15 minutos de carga rápida, aunque la combinación de procesador, batería y pantalla hace que sea uno de los teléfonos con más autonomía del mercado.

Estará disponible en octubre por 499 euros. En EE. UU. se pondrá a la venta como el Moto Z Play Droid por parte de la operadora Verizon por 399 dólares.