Varias empresas tienen proyectos para la construcción de centros de datos en Irlanda, entre ellas Apple. La compañía de Cupertino anunció hace cerca de año y medio sus planes para construir un centro de datos de 950 millones de dólares para mejorar la conectividad de sus clientes en Europa a sus servicios en línea en el condado de Galway.

Sin embargo, su puesta en marcha no ha sido un camino de rosas pues, a pesar de que obtuvieron rápidamente el permiso de construcción, se presentó rápidamente una apelación en contra por motivos medioambientales, expresando cinco motivos por los que estaban preocupados.

El inspector encargado del caso remitió a la junta que ha de decidir sobre esta apelación sus recomendaciones, tras haber revisado la respuesta de Apple. Esta junta ha dado finalmente el visto bueno a la construcción del centro de datos, aunque Apple habrá de poner en marcha las propuestas que expuso en su respuesta, así como unas cuantas nuevas condiciones.

La planta, que estará alimentada en su totalidad por energías renovables, deberá replantar los árboles que sean dañados o retirados durante la construcción, limitar los niveles de ruido, enterrar los cables o limitar las plazas de aparcamiento, así como dar facilidades para una evaluación arqueológica de la zona. Todo esto retrasará los planes de la empresa de poner el centro en marcha el próximo año.

Vía: 9to5mac.