Uno de los proyectos en los que más se está volcando Apple es su asistente virtual. Para la mejora de su inteligencia artificial, la compañía ha adquirido Turi, una empresa joven dedicada a la inteligencia artificial y el aprendizaje automático.

Teri ha desarrollado varios productos para permitir que un desarrollador pueda crear soluciones de inteligencia artificial y aprendizaje automático escalables. El importe de la adquisición ha sido de 200 millones de dólares, habiéndose confirmado que seguirán manteniendo las oficinas en Seattle tras la adquisición, aumentando la presencia de Apple en la ciudad.

Estas soluciones, centradas en predictores de clics, análisis de sentimientos, motores de recomendación y sistemas de detección de fraude pueden acabar siendo incorporados a Siri y a aplicaciones como la App Store o Apple Music.

Vía: The Next Web.