Nvidia ha añadido un nuevo miembro de la gama Tesla. Se trata de la Tesla M10, y sobre todo enfocada a la red de virtualización de Nvidia GRID, utilizada por las compañías para servicios de streaming de juegos y servicios de escritorio acelerados residentes en la nube.

Están orientadas a trabajar en clústeres de una cantidad elevada de tarjetas, y por tanto no es de los productos económicos. En el caso de la M10, incluye en su interior cuatro GPU de tipo Maxwell de 640 núcleos CUDA cada una para un total de 2560 núcleos, con 32 GB de GDDR5, capaz de manejar 28 flujos de vídeo H.264 a 1080p30 y 64 instanciaciones de GPU virtuales (aplicaciones virtuales).

Su consumo es de 225 W, tiene refrigeración pasiva, y costará en torno a los 2.500 dólares. El costara para una empresa que utilice GRID para sus aplicaciones virtuales tendría un coste según Nvidia de en torno a los 2 dólares al mes por usuario, y el de los escritorios virtuales an torno a los 6 dólares. También está disponible desde hoy una nueva versión del software GRID.

Vía: The Tech Report.