Xiaomi va a lanzar en breve al mercado un nuevo teléfono que arrojará más leña al fuego en el debate entre partidarios y detractores de las pantallas grandes. Con el nombre de Mi Max, la pantalla de esta phablet tiene un tamaño nada despreciable, de 6,44 pulgadas.

Disponible en tres colores (plata, oro o gris oscuro), su carcasa metálica alberga una batería de 4,850 mAh, un procesador Qualcomm Snapdragon 650 o 652 y una memoria de 3 o 4 GB. En cuanto al almacenamiento interno, este podrá ser de 32 o 128 GB. En cuanto a las cámaras, la frontal cuenta con 5 megapixeles de resolución, mientras que la de la trasera es de 16 megapixeles. Además, viene con un lector de huellas dactilares.

Este teléfono contará con la nueva capa de personalización MIUI 8, basada en Android 6.0, la cual viene con novedades. Una de ellas es la posibilidad de tener dos cuentas en el teléfono, cada una con su propia clave, aplicaciones y pantalla de inicio. También incorporará una calculadora, habiéndose remozado la galería de aplicaciones.

En cuanto a su precio, este depende del modelo, pues son tres las que podrán adquirirse. Por 230 dólares (unos 280 euros aplicando tasas de importación e impuestos) se podrá comprar un Mi Max con 3 GB de RAM, 32 GB de almacenamiento y un procesador Snapdragon 650; quienes quieran un Snapdragon 652, 64 GB de almacenamiento y 3GB de memoria tendrán que pagar 261 dólares (unos 320 euros). El modelo de mayores mantiene el Snapdragon 652, pero la memoria y el almacenamiento pasan a 4 GB y 128 GB, respectivamente, a un precio de 307 dólares (unos 380 euros).

Vía: EnGadget.