Xiaomi ha presentado nuevo teléfono para la gama media o media-alta, sucesor del Mi 4. Por características y diseño es una buena mejora, aunque el nuevo Mi 4S recuerda poderosamente a la gama Xperia de Sony. Tengo claro que hoy en día las empresas de teléfonos tienen poco margen de innovación en el diseño de sus terminales, y que Xiaomi no tiene identidad propia en este terreno.

El marco del teléfono es de metal, y la parte trasera es de cristal, manteniendo al teléfono en unos 139 mm de altura que lo harán medianamente utilizable a una mano. Con la cantidad de teléfonos que se han presentado en el MWC que están entre los 144 y 150 mm de altura, es un cambio muy refrescante y que mantiene un diseño atractivo.

Hardware

Este teléfono sólo va a llegar con una única versión, que posee 64 GB de almacenamiento interno, con opción de usar una tarjeta microSD de hasta 128 GB. En este caso llega con un Snapdragon 808, que poco a poco se ha ido abriendo hueco hacia la gama media-alta de los actuales teléfonos inteligentes. Es un procesador de seis núcleos con GPU Adreno 418.

Incluye un conector USB Type-C, junto con Wi-Fi 802.11 ac MU-MIMO, Bluetooth 4.1, y carga rápida Quick Charge 2.0 de Qualcomm. La pantalla es de calidad similar a la incluida en el Mi 5, abarcando el 95 % de la gama de colores NTSC, con brillo y contrastes mejorados, aunque en este caso Xiaomi no ha comentado valores exactos.

El lector de huellas dactilares se sitúa en la parte posterior, la peor de las posibles de cara a usabilidad y comodidad para el usuario. Pero también es la más habitual debido a que incluir el lector en el botón de inicio es más caro e implica otras opciones de diseño del teléfono durante su desarrollo. Sea como sea, es una gran adición a cualquier teléfono hoy en día.

La cámara de 13 megapíxeles trasera incluye doble LED flash, con apertura f/2.0, grabación a 1080p y cámara lenta de 120 fps. La cámara frontal es de 5 megapíxeles, con apertura f/2.0 de gran angular, capaz de grabar a 1080p. Xiaomi ha mejorado la aplicación de cámara para este teléfono y el Mi 5, que espero mejore notablemente el posprocesado, la asignatura pendiente de los teléfonos de Xiaomi.

Disponibilidad y precio

El Mi 4S estará disponible a partir de marzo por 1.699 yuanes, unos 236 euros al cambio actual, que aplicando impuestos y tasas de importación serán más bien en torno a los 310 a 330 euros. Estará disponible en color oro, gris, blanco y lila.