La evolución de Sony durante 2015 ha ido dirigida a fomentar su exitosa división de PlayStation 4. Actualmente vende el doble de consolas que Microsoft, pero en ambas compañías no tienen éxito en el actual frente de los teléfonos inteligentes. Ni los Lumia ni los Xperia son valorados por el consumidor, aunque quizás tenga que ver más con un problema de falta de publicidad en un mercado dominado por marcas chinas.

Durante el primer trimestre de 2016, la compañía ha visto diminuir sus ingresos con respecto al mismo periodo del año anterior hasta los 1.824 millones de yenes. Los ingresos del año fiscal 2015 que terminaba el 31 de marzo también han descendido un 1,3 % con respecto al año fiscal 2014.

Aun así, en el trimestre aumentaron los ingresos de la división de juegos y servicios en red (PlayStation Network) hasta los 307.575 millones de yenes (2.478 millones de euros), mientras que la de dispositivos (PS 4) aumentó sus ingresos a los 249.875 millones de yenes pero tuvo unas pérdidas de 11.672 millones de yenes (94 millones de euros). No es que sea una cifra desastrosa, pero Sony apunta a que es debido al inventario no vendido de PS Vita y PS TV que ha tenido que anotar como pérdidas en este trimestre.

Por otra parte, la división de comunicaciones móviles ha visto descender sus ventas en el primer trimestre un 38 % hasta los 183.210 millones de yenes (1.476 M€) con unas pérdidas de 338 millones de euros. Es la sección que peor parada está saliendo de Sony, que no consigue que sus teléfonos Xperia capten la atención del consumidor.

Vía: VG 24/7.