Microsoft se pasó la mayor parte de 2015 esperando a finalizar Windows 10 Mobile para poner a la venta los primeros teléfonos con él. Mientras tanto, dejó de poner en el mercado teléfonos Lumia, y eso ha hecho que trimestre tras trimestre hayan bajado las ventas de teléfonos de la compañía.

El primer trimestre de 2016 no ha sido distinto, ya que Microsoft solo vendió 2,3 millones de Lumia. Es un sector en el que va a tener que hacerlo mucho mejor si quiere conseguir beneficios y amortizar la compra de la división móvil de Nokia. Aunque tiene detrás varias compañías apostando por Windows 10 Mobile con sus teléfonos orientados a empresas, los Lumia se tienen que reinventar para sobrevivir.

Aun así los resultados de la compañía no han sido del todo malos aunque haya sufrido una contracción en sus ventas del 6 % hasta los 20.500 millones de dólares, con unos beneficios de 3.756 M$, o un 25 % menos que en el mismo periodo del año pasado. Podría haber sido peor si no llevara unos años alejándose de su negocio principal, licencias de Windows, por los servicios tipo Office y OneDrive así como los de su plataforma de servicios en internet Azure para empresas.

Los ingresos de Azure aumentaron un 120 %, y Office 365 ya cuenta con 22,2 millones de suscriptores, y es un significativo aumento desde los 12,4 millones del año pasado. Los ingresos de la línea Surface aumentaron un 61 % hasta los 1.100 M$.

Vía: Tech Crunch.