La contienda en los tribunales entre el FBI y Apple por el desbloqueo de un iPhone 5c acabó con la retirada de la demanda por parte de la agencia federal. Según indicaron, habían encontrado la forma de desbloquear el dispositivo sin necesitar la ayuda de la compañía de Cupertino.

El FBI no ha hecho público ni el método ni la fuente que les ha comunicado cómo realizar el desbloqueo, aunque se supone que podría haber sido la empresa israelí Cellebrite, y que el método empleado habría estado basado en la técnica de duplicación de NAND. El precio que han pagado por ello permanece severto, pero el director de agencia federal, James B. Comey, ha declarado que ha costado más que lo que ganará de aquí a su jubilación.

Según los cálculos que se han hecho, Comey ganará 1,3 millones de dólares de aquí a su jubilación, la cual tendrá lugar dentro de 7 años y cuatros meses. La cifra pagada a quienes le han proporcionado el método para acceder al teléfono es superior a esta cifra. Esta cifra está dentro de lo que se suele pagar a los mercaderes de vulnerabilidades, lo cual da una idea de lo rentable que es esta actividad.

El FBI por el momento no ha conseguido ningún indicio significativo de la información extraída del teléfono.

Vía: EnGadget.