El sector de los equipos preensamblados está pasando pro un nuevo bache, y ya sí que no es posible achacárselo a Windows 8, porque con Windows 10 en el mercado desde hace más de medio año, las cosas no remontan. El sector de los PC disminuyó sus ventas en el primer trimestre de 2016 un 9,6 % con respecto al mismo periodo de 2015. Lenovo, HP y Asus son los más perjudicados.

Es el estudio de la firma de análisis de mercado Gartner, que además da un dato que sitúa el volumen de ventas en los 64,77 millones de equipos. Es el nivel más bajo desde 2007, y no parece que vaya a mejorar a lo largo de 2016. Uno de los factores achacados por Gartner es la fortaleza del dólar, que ha aumentado los precios de la electrónica en todos los países.

Con respecto a Windows 10, esperan que las empresas empiecen a migrar sus equipos a final de año, lo que supondría el comienzo de una improtante renovación. Por otro lado, el lanzamiento de las nuevas tarjetas gráficas y PC que las incluyan a mediados de año también hará que se vendan más.

Las cifras de la firma IDC están en el mismo camino, aunque apuntan a un descenso aún mayor, con un descenso interanual del 11,5 % hasta los 60,5 millones de PC vendidos.

Vía: Venture Beat.