HTC quiere volver a ser alguien en el panorama de los teléfonos Android después del One M9 que ha pasado desapercibido, y con la presentación del HTC 10 al menos está en posición de conseguirlo. La compañía está actualmente embarcada en su éxito de gafas de realidad virtual HTC Vive, pero su fuente principal de ingresos sigue siendo la telefonía.

Desde un punto de vista del diseño, el HTC 10 no aporta ninguna novedad, pero mezcla elementos del One A9 con sus anteriores teléfonos insignia. Tiene un cuerpo hecho enteramente de aluminio, y la pantalla frontal tiene los bordes redondeados. Los laterales de la parte posterior poseen unos cortes oblicuos para distinguirlo de un diseño muy extendido últimamente.

Características

HTC ha elegido el Snapdragon 820 para su teléfono, como no podía ser de otra forma. Es un procesador de cuatro núcleos personalizados por Qualcomm denominados Kryo, funcionando como dos grupos, uno a 2,15 GHz y el otro a 1,6 GHz. La GPU es una Adreno 530, también creada por Qualcomm. La compañía prometía un 40 % más de rendimiento gráfico que la Adreno 430 del Snapdragon 810.

La pantalla es una de 5,2 pulgadas con resolución QHD, con una gran calidad comparable a lo que se puede ver en el LG G5. En la parte inferior han incluido el lector de huellas dactilares (la ubicación idóneo para este tipo de lectores), y utiliza un conector USB-C, lo que implica que proporciona velocidad USB 3.1 Gen 2 sobre un conector Type-C. El estándar actual de la gama alta, y que ya se ha abierto hueco a algunos modelos de gama media-alta.

El teléfono incluye 4 GB de RAM LPDDR4, y 32 ó 64 GB de almacenamiento, aunque en este caso no es ultrarrápido de tipo UFS como el Samsung Galaxy S7 y el LG G5, optando en su lugar por memoria NAND de tipo SanDisk DF4032, lo que le puede dar una velocidad de hasta 200 MB/s de lectura secuencial y 15 MB/s de lectura 4 KB aleatoria, aunque es algo que habrá que probar en las pruebas que se le hagan, porque podría incluir mejores chips de memoria. También incluye un lector de tarjetas microSD de hasta 2 TB.

En el terreno de la conectividad, posee Wi-Fi 802.11 ac, Bluetooth 4.2, y varias versiones con distinto soporte LTE para cada región del mundo. HTC ha modificado la disposición de los altavoces para incluir uno frontal para frecuencias altas y otro inferior para que actúe de subwoofer, aunque en el apartado del DAC de audio de 24 bits utilizado prometen una gran calidad de sonido a través de los auriculares, e incluyen unos con diseño mejorado para aprovechar mejor las capacidades del teléfono en este terreno.

En el apartado fotográfico, HTC ha utilizado en la cámara trasera el mismo sensor Sony IMX377 de 12 megapíxeles utilizado en otros teléfonos que rinden estupendamente como el Nexus 6P o el Nexus 5X, capaz de grabar a cámara lenta y vídeo a 4K. Cuenta con apertura f/1.8, tamaño de píxeles de 1,55 µm, y un sensor láser para el autoenfoque que le dará una buena respuesta en condiciones de baja iluminación. Incluye también estabilización óptica de imagen, al igual que la cámara frontal, que usa en su caso un sensor Samsung S5K4E6 de 5 megapíxeles con apertura f/1.8.

El apartado fotográfico lo tendría bien cubierto, y según la web DXoMark se encuentra empatado en este terreno con el Galaxy S7. Dicha web suele cobrar para que las compañías pasen sus pruebas y ganar publicidad, por lo que sería un poco precavido en este terreno, si bien en el peor de los casos será como la cámara del Nexus 6P, que no se queda tampoco muy lejos en cuanto a calidad. Pero lo que queda claro es que por fin HTC tiene un teléfono insignia que destaca en todos los aspectos, incluido el fotográfico.

Por último, HTC lo pondrá a la venta con Android 6.0, con su capa de personalización HTC Sense, que supone un buen lavado de cara y una amplia adopción de la especificación de diseño Material Design de Google. Cuenta a su favor que no incluye aplicaciones repetidas con respecto a las proporcionadas por Google, pero otras son las versiones de AOSP y no las de Google directamente, aunque con la interfaz adaptada.

Disponibilidad y precio

El precio del HTC 10 es de 799 euros por el modelo de 32 GB de almacenamiento, y ya se puede reservar en la web de HTC. El precio bajará como siempre una vez se ponga a la venta, porque es el PVPR o precio recomendado por el fabricante, no el PVP o precio de venta al público que cada establecimiento le ponga. Estará disponible en gris oscuro, plata y dorado en las próximas semanas.

Fuente: HTC. Vía: AnandTech, DXoMark, The Verge.