En la medida en que avanza la tecnología de drones y cada vez se vuelven más asequibles por las personas comunes, las medidas de seguridad antidrones han tenido que acelerar el paso. Por eso, seguramente inspirado en alguna serie animada, han inventado el SkyWall 100 una bazuca que dispara redes antidrones.

Esta bazuca inteligente, creada por la empresa OpenWorks, puede disparar cápsulas a una distancia de hasta 100 metros del objetivo, que al abrirse despliegan una red que se enreda en las hélices del dron y le impiden el vuelo. Para evitar problemas por destrucción de propiedad ajena, cuando la red atrapa el dron se abre un pequeño paracaídas que lo devuelve a la tierra sano y salvo.

Como OpenWorks no confía su tecnología en la puntería de un operador inexperto, el SkyWall tiene un sistema que identifica el objetivo, calcula la distancia a la que se encuentra y crea un patrón de tiro que ayuda a quien vaya a disparar el dispositivo.

Aún no se sabe el precio del SkyWall 100 ni de otras versiones de armamento antidrones, pero la empresa asegura que todos sus productos estarán disponibles para finales de 2016.

Vía: Tech Crunch.