Continúan las ofertas de teléfonos con motivo del Mobile World Congress, y hoy hay varios que pueden ser de interés. Los que quieran un Nexus 5X de 32 GB por 349 euros, la oferta es muy tentadora. También está el Huawei P8 por 295 euros, y los que quieran una phablet de otro estilo, tienen la BQ Aquaris M5.5 a 270 euros.

Huawei G7

LG G3

Del LG G3 destaca su pantalla de 5,5 pulgadas con resolución QHD (2560x1440 píxeles), pero también el resto del hardware: 2GB de RAM, 16GB de almacenamiento interno, lector de tarjetas microSD, o batería de 3.000 mAh extraíble, por mencionar algunas de sus bondades. La tapa trasera cuenta con un acabado metalizado que lo diferenciará a simple vista (pero no al tacto) de los terminales con los que compite salvo el HTC One.

Hay una versión con 3GB de RAM y 32GB de almacenamiento interno que estará también disponible en los mismos colores: blanco, negro y oro (el ya clásico de los gama alta). La cámara, con su autofocus láser, la sitúa entre las más rápidas y con una buena precisión de color, quedándose a la par de otras como la del Xperia Z2. En situaciones de poca luz la cámara destaca por sí sola, así como en la nitidez de las fotos que saca.

Puesto que la resolución QHD (2560x1440 píxeles) no aporta mejoría al usuario con respecto a la Full HD (1920x1080 píxeles), trae consigo algún inconveniente con respecto al resto de teléfonos de gama alta Android, como por ejemplo un mayor consumo de batería, terreno el de la autonomía en el que el G3 no destaca.

Si tuviéramos este mismo diseño y hardware en un tamaño más compacto (4,3 a 4,7 pulgadas) le reportaría muchísimos elogios a LG. Espero que saquen su "G3 Compact" a lo Z1 Compact, y no un "G3 mini" descafeinado.

BQ M5.5

Huawei P8

Huawei cuenta con algunos de los mejores teléfonos del mercado, y también en la gama media-alta en donde se sitúa el P8. Este teléfono una pantalla de 5,2 pulgadas 1080p con buenos valores de brillo, contraste y calidad de color, y se verá bien a plena luz del día.

El procesador Kirin 930 se porta bastante bien para el precio del teléfono, aunque se queda un poco distanciado de los más potentes del mercado como El Exynos 7420, Apple A9 o el Snapdragon 810, sobre todo en el terreno gráfico. Tampoco se le podría pedir mucho más, sobre todo cuando se vende con 3 GB de RAM, lector de tarjetas, NFC, Wi-Fi 802.11 b/g/n doble banda y Bluetooth 4.1.

La cámara de 13 megapíxeles toma instantáneas de buena calidad tanto con luz de día como en interiores y de noche, y es una de las características que más incide Huawei en la publicidad de este teléfono. Por último, la autonomía del teléfono ronda un día de un uso normal a alto, por lo que salvo que estéis todo el rato fuera de casa usando el teléfono activamente no habrá problema en que terminéis el día con carga.

Nexus 5X 32 GB