BQ ha celebrado su conferencia del Mobile World Congress y ha dejado dos dispositivos. Uno de ellos, la tableta Aquaris M10 Ubuntu Edition, fue presentada a principios de mes junto a Canonical. El otro dispositivo es un teléfono de gama media con multitud de características para diferenciarlo incluso dentro del catálogo habitual de la compañía española.

Se trata del BQ Aquaris X5 Plus, que incluye una cámara con 16 megapíxeles y sensor Sony IMX298, lo que le permite autoenfoque por detección de fase (PDAF), además de grabar vídeo a 4K y cámara lenta a 120 fps. La cámara lenta es algo de lo que poco a poco se han ido olvidando las compañías al ser más un truco publicitario que algo que demanden los usuarios (que lo que quieren son mejores fotos, no mejores vídeos).

La cámara frontal es una de 8 megapíxeles con sensor Sony IMX219. El teléfono llega con Android 6.0.1, es una buena combinación para el procesador Snapdragon 652 de ocho núcleos, con GPU Adreno 510. El teléfono estará disponible con 2 y 3 GB de memoria RAM, así como en modelos de 16, 32 y 64 GB de almacenamiento interno. Apuntan a que su pantalla cubre el 90 % de la gama de colores NTSC, que en realidad no dice nada de la calidad de la pantalla. Ser capaz de mostrar más colores no implica nada de cara a la fidelidad de la reproducción de los mismos, la reproducción de grises y en la calidad general, y es el aspecto a mejorar en las pantallas Quantum Color+ de BQ.

La conectividad corre a cuenta de una conexión Wi-Fi 802.11 ac, Bluetooth 4.2, NFC, radio FM, y USB OTG. Incluye en la parte posterior un lector de huellas, que personalmente lo veo como la peor ubicación posible (suelo tener el teléfono encima de la mesa, y lo consulto sin moverlo de donde está, así que tener el lector detrás no me sirve de nada; y como yo, la mayoría de usuarios).

En general BQ ha apostado por añadir características que poco a poco han ido descendiendo de la gama alta a la gama media, y es de agradecer un producto más interesante desde el punto de vista del hardware, y que no se deje nada por el camino. En cuanto al diseño, es funcional y bastante típico entre lo que se ve hoy día en el mercado, pero que si se acompaña de un precio bajo no hay mayores problemas con él.

No hay disponibilidad ni precio por ahora, y llegará en colores negro, gris, blanco y oro.