Por volumen de ventas, los relojes inteligentes siguen siendo un producto minoritario pero que las compañías han sabido introducir medianamente bien en el mercado durante el último año. Por eso en el último trimestre de 2015 las ventas de relojes inteligentes alcanzaron los 8,1 millones de unidades, superando a las ventas de relojes suizos.

El crecimiento interanual de ventas fue del 315,6 %, mientras que los relojes suizos sufrieron una ligera disminución del 4,8 %. El mayor impulsor de esta situación fue el Apple Watch, con unas ventas estimadas en el trimestre navideño de 5,1 millones de relojes, por lo que se ha hecho en apenas tres trimestres con la mayor parte de un incipiente sector.

Vía: 9to5Google.