Google y Oracle llevan unos años enfrascadas en una guerra judicial, al por el uso de la primera de las API de Java en el sistema operativo Android sin pagar derechos de autor. Tras dictaminar el tribunal federal que se podían registrar las API como propiedad intelectual, el Tribunal Supremo rechazó la solicitud de Google de dictaminar en el asunto.

Uno de los abogados de Oracle ha revelado que Google había ingresado 31.000 millones de dólares con Android, de los cuales 22.000 serían beneficios. El dato lo reveló el pasado día 14, aunque de forma inapropiada, pues se basa en información contenida en documentos confidenciales puestos bajo secreto de sumario, según ha respondido Google, aunque no ha confirmado la cifra.

Desde Mountain View han indicado que no desglosan los ingresos y beneficios de Android de forma separada a los datos económicos de Google ya que la información es extremadamente sensible, pudiendo tener efectos negativos en el negocio de Google, por lo que han pedido al tribunal que se tachen y sellen parte de los documentos.

Tras el rechazo del Tribunal Supremo, el caso ha vuelto al tribunal de San Francisco en el que se juzgaba. En la demanda, Oracle busca 1.000 millones de dólares como compensación.

Fuente: Bloomberg. Vía: The Next Web.