Las cosas no han sido fáciles últimamente para la compañía japonesa Sharp. A pesar de haber sido una de las compañías de electrónica más importantes del mundo, ha experimentado un descenso considerable de ventas. Las deudas que posee la compañía tampoco ayudan, viéndose en la necesidad de ser rescatada.

Por un lado, un fondo de inversión japonés está interesado en ella, llamado Innovation Network Corp., el cual ha ofrecido 2.600 millones de dólares por la empresa. Por otro, también se ha interesado la china Foxconn, que ha ofrecido una cantidad aún mayor: 5.400 millones de dólares, junto a la oferta de hacerse con las deudas de la compañía. El interés de los chinos es el de hacerse con tecnología para pantallas que usan tanto Apple como otras empresas.

El principal obstáculo con el que se encuentra Foxconn es que el gobierno japonés no ve con buenos ojos que la empresa caiga en manos extranjeras y se haga con su conocimiento técnico, a pesar de que han reiterado que no reemplazarán a los mandos. El tiempo se le acaba a Sharp, quien podría tomar la decisión durante el siguiente trimestre fiscal.

Vía: EnGadget.