A pesar de haber hecho grandes esfuerzos creando unos teléfonos con un gran hardware (gracias también a Nokia) y un sistema operativo que no tiene nada que envidiar a los de la competencia, la cuota de mercado de los Lumia sigue siendo irrisoria comparada con Android e iOS, quizás por eso Microsoft haya pensado en darle un giro a la marca Lumia.

La que sí funciona mejor es la marca Surface, bajo la cual Microsoft ha lanzado ya varios convertibles con bastante éxito de ventas. Por lo que Microsoft podría abandonar la marca Lumia, heredada de Nokia, y comenzar a lanzar teléfonos bajo la marca Surface, algo que la web Windows Central afirma que es algo inminente.

Para despedirse, Microsoft lanzaría un último modelo Lumia, el 650, que contaría con una pantalla de 5 pulgadas, procesador Snapdragon 210 o 212, 1 GB de memoria RAM y cámara frontal de 5 megapíxeles y trasera de 8 MP. Estas especificaciones están basadas en rumores e información que ha ido apareciendo. De nuevo Windows Central afirma que el teléfono sería presentado oficialmente el 1 de febrero. ¿Habrá entonces que decirle adiós a los Lumia y hola a los Surface Phone?

Vía: The Verge.