Entre las novedades que dejó el CES de la semana pasada, múltiples han estado relacionadas con los PC de pequeño tamaño. La era de los equipos enormes que no sabes dónde meterlos está dejando paso a los que quieren equipos más comedidos, silenciosos, potentes y que ocupen poco espacio como el MSI Vortex. Por eso Gigabyte también mostró su apuesta para sus BRIX.

Aunque me gustan más los NUC de Intel, el nuevo BRIX es de doble longitud, lo que lo sitúa en un tamaño de unos 107 x 228 mm. Lo que diferencia a este mini-PC de otros similares es que la longitud extra está destinada a incluir una GPU de formato MXM, e incluye su propia ventilación personalizada de un caloducto, disipador y ventilador.

195561 bytes 131101 bytes 198588 bytes 92299 bytes

La placa izquierda incluye memoria SODIMM DDR4, CPU y conectividad, además de tener espacio para un SSD de tipo M.2 PCIe 3.0 x4. En el protoripo mostrado por Gigabyte, el equipo incluye un Core i3-6100H y una GTX 950M, pero soporta perfectamente unas CPU y GPU más potentes, además de que llegan con todo tipo de conectividad incluida USB-C.

El refresco de las BRIX mostrado por Gigabyte, también en el CES, incluyen procesadores Skylake y conectividad Thunderbolt 3, que sería además una nueva alternativa para usar tarjetas gráficas externas más allá de este modelo compacto con una GPU dedicada en formato MXM.

Vía: AnandTech, Legit Reviews.