Actualmente sigue siendo más barato comprar un PC por piezas, pero aquellos que valoramos los equipos pequeños y potentes no nos importa pagar un extra por tenerlos. MSI es una de las compañías que tienen más equipos de estas característcas, con buenos ejemplos como el Nightblade MI2, y en el CES presentó uno más potente: MSI Vortex.

Es un equipo cilíndrico (o más bien con forma de casco de caballero medieval), de unos 35 cm de alto, que incluye en su interior un procesador Core i7-6700K con memoria DDR4. Además utiliza dos tarjetas GTX 980 en SLI de tipo MXM para portátiles, por lo que anda sobrado de potencia para jugar a 1440p y 4K.

Su forma cilíndrica recuerda poderosamente al Mac Pro de Apple, de quien toma prestado también la ventilación mediante un ventilador superior. MSI promete que en carga el equipo no genera más de 37 dBA, que tampoco se puede calificar como un funcionamiento silencioso.

Por el momento no tiene fecha de lanzamiento ni precio.