Los drones se han popularizado como pequeños vehículos de control remoto, sobre todo como cuadricópteros, pero llevan décadas siendo utilizados en tamaños mucho mayores por los ejércitos para misiones no tripuladas. Ahora la empresa china Ehang ha presentado el primer dron de pasajeros con la intención de proporcionar transporte aéreo seguro y sin piloto.

El precio de venta del Ehang 184 AAV esperan que se sitúe en torno a los 300.000 dólares cuando lo pongan a la venta este año, y es un vehículo que pesa 200 kg e incluye cuatro motores eléctricos con doble hélice, con un techo de vuelo de 500 m y a una velocidad media de 100 km/h.

El control del dron se realiza mediante una tableta aunque no va más allá de elegir el destino, e incluye cámaras para asegurarse de realizar el aterrizaje en el lugar más idóneo y cercano al destino que se le indique. Además está diseñado para que, en el caso de que una hélice deje de funcionar, pueda descender para aterrizar en una zona segura. La compañía también quiere crear un centro de control para tomar el control del vehículo en caso de que algo vaya mal.